Cultas y culturistas

Vaya por delante que no se puede generalizar y por tanto, lo que a continuación comparto con todos vosotros, es la percepción que tengo ayudada por una botella de un tinto en excelente estado del que di cuenta hace unos instantes.

el chiringuito que me ha servido de refugio espiritual durante estas finalizadas vacaciones, contiene una fauna muy especial; imagino que es extrapolable a otros muchos paraísos playeros. En las hamacas, tropecientas mujeres con su libro adjunto y culturizando la mente a base de sueños y fantasiosas leyendas que transportan a paraísos idílicos.

En primera línea de playa ellos. Entre todos no se encuentran 50 gramos de grasa. Tampoco 15 o 20 pelos, o sea morenas tabletas de chocolate vendiendo body, y creo que entre todos, en los últimos dos años han leído 3 manuales de cómo estar cachas y las 20 posturas y poses que lo certifican.

Dicho esto, ellos estarán dentro de 3 horas jugando a voleibol y ellas abandonarán la cultura para domesticarlos a todos, menos al que le gusta, porque está muy bueno y una es muy culta pero no tonta.

P.d: La culpa es del calor, el vino y las alucinaciones, de que se acaban la vacaciones.