TOCATA Y FUGA PARA CASA.

A raíz del incidente del hijo del Sr. Ruiz Gallardón y su respuesta de que los asuntos de familia se tratan en “la cosa nostra”, solo recordarle con el máximo respeto que su respuesta hace mucho daño a la Justicia de la cual es el máximo responsable; también a su partido que no acaba de gestionar correctamente los tic de algunos miembros de la casta cuyo comportamiento les delata a estas alturas, ya que la sociedad esta hastiada de prebendas y mangantes.

Cuando un conductor en aparente estado de embriaguez produce un accidente, se da a la fuga poniendo en peligro a otros ciudadanos y es perseguido hasta su casa, siendo protegido por los guardaespaldas del Ministro que impiden a la Policía realizar el atestado y aclarar lo sucedido, ya no se trata de un asunto de familia, sino de delitos que están penados en esta sociedad donde todos ¿somos? iguales ante la ley.

El ministro de Justicia que con mayoría parlamentaria no es capaz de solucionar una demanda de la sociedad como es que desaparezca el aforamiento de nuestra privilegiada clase dirigente; se empecina legislando para que las mujeres deban marcharse al extranjero a abortar (esto las que se lo puedan permitir económicamente) no ha mejorado la lentitud de la Justicia y pone tasas no asumibles por muchos ciudadanos, etc. Ahora nos regala esta declaracion impropia de un Ministro que debe dar un exquisito ejemplo, al menos por respeto a lo que significa su insigne cargo.

Este tipo de actuaciones profundizan en la desafección que los ciudadanos tenemos por los políticos que gobiernan España y extrapolando en nuestros vecinos de Europa Occidental ¿Qué país permitiría este tipo de comportamiento de sus máximos dirigentes sin consecuencias políticas?.