Tocata y fuga en Do Mayor

Admirada Carme, eterna “promesa” de futuro en el PSOE, ni caso a los que dicen que abandonas el barco, ya que sopla tramontana de escisión en la trastienda de los taifas del nordeste, donde las corrientes enfrentadas estallarán en breve; momento complicado de las manos unidas y no precisamente contra el hambre, imposición de pendones y esto conlleva implicarse hasta el fondo definiéndose de una vez y las cosas no están claras y mucho menos el caballo ganador, has hecho bien en huir hacia el exilio dorado, esperando ver cómo sale el experimento de tu amiga Susana, el navajeo en Ferraz y sobre todo, el cisma girones.

Siguiendo el ejemplo de Bibiana y Pajín, optas por Estados Unidos, te aconsejaría que no comentes por allí que eras ministra de defensa del presidente que no se levantó al paso de su bandera, que ellos en estas cosas son muy suyos (como mi admirado Múgica, que ni perdona ni olvida). Te he visto elegante en el aeropuerto y menos mal que no te has equivocado de avión ya que si coges uno hacia Cuba, Bolivia o Venezuela no te dejan pasar de la aduana por contrarrevolucionaria. Es un tema que no entiendo, sois socialistas puras de oliva las tres y marcháis al reino del capitalismo, tal vez los países mencionados anteriormente no cubren vuestras expectativas de impregnación en la clase obrera, tal vez es el rojo Armani y no del libro “rojo” de Mao que tan armoniosamente lucías en la marcha. Creo que tenemos un socialismo descafeinado y de promesas para que nos voten y cuando las cosas se ponen feas apelamos a Juan Sebastián Bach y su tocata.

Lo malo es que el “aparato” en tu ausencia posiblemente pase por el cadalso a los que apostaron por ti y el regreso triunfal se convierta en una experiencia de perfeccionamiento de inglés, glamur de la Florida y comprensión de los cubanos exiliados de la dictadura socialista más longeva y de falta de libertades (me quito yo para que se ponga mi hermano Raúl). Suerte Carme y a los Cayos.