La sociedad civil da un paso adelante

Agosto de 2014, hace 11 meses que un grupo de 334.229 jubilados de toda España, con deseos de colaborar para que este país no se vaya a pique por culpa de la deuda, sus intereses y otras incompetencias, además concienciados de que les podría afectar la posible “quita” en sus pensiones y la posibilidad no muy lejana de que estas desaparezcan y visto el cariz que tomaba el déficit del estado, decidieron y convencieron a los “imaginativos” gestores del Ministerio de Trabajo, Asuntos Sociales, Interior, etc. poniendo en práctica su propuesta experimento, que os resumo a continuación.

En todo el Estado, estos señores con probada honestidad en su actuación y deseo de ayudar, después de una vida laboral ejemplar, se organizaron para dar formación, transmitir experiencias y controlar el trabajo de todos los desempleados apuntados a las oficinas del INEM de cada ciudad. En jornada laboral de 40 horas semanales consiguieron que el estado complementase hasta un importe mínimo de 750 euros netos por persona desempleada según su cualificación y resultados y que obligatoriamente asistiera a estas labores, para seguir recibiendo prestación mejor remunerada, ya que están realizando trabajos que ayudan al progreso y mejora de las condiciones de los habitantes del estado, ni qué decir tiene que su experiencia y sentido común les hacía conseguir los mejores resultados de las personas desempleadas, que al tiempo de sentirse útiles a la sociedad, veían una puerta abierta a la esperanza, a su autoestima y a la formación.

Gracias a esto, se han acometido tareas de limpieza de montes, prevención de incendios, accesos a carreteras, vallado de solares, arreglo de calles, jardines, etc. de todas las ciudades, además se ha conseguido eliminar y expulsar del país a todos los miembros de las bandas organizadas que tenían todas las ciudades de España plagadas de mendigos explotados, a los cuales se ha ayudado a repatriar o conseguir un empleo digno. También es encomiable la labor de ayuda a las personas víctimas de la explotación sexual que ha salido a la luz a raíz de estas denuncias y gestiones, desapareciendo las mafias por su expulsión del país o cárcel.

Han conseguido sacar de prisión a todos los que por circunstancias de falta de trabajo o exclusión social, estaban injustamente presos, dándoles una formación y posibilidad real de reinserción, al mismo tiempo han creado el carnet de delitos por puntos (como el de conducir) y todos aquellos que han hecho de la delincuencia su forma de vida con innumerables antecedentes se les ha internado para su posible reinserción o recaudo y en caso de extranjeros expulsión inmediata a su país.

Sorprende también cómo ha disminuido el tráfico de estupefacientes gracias a la vigilancia en lugares sensibles por estas patrullas ciudadanas, con su asesoramiento para ayudar a realizar gestiones ante la administración ha mejorado considerablemente la eficacia de los servicios públicos y sacando a la luz abusos crónicos en el trato a los ciudadanos, también resulta sorprendente cómo ha disminuido lentamente la cantidad de personas que tenían que dedicar 8 horas diarias a realizar estas tareas para la comunidad y cṕmo algunos sorprendentemente y gracias a los incentivos del estado para autónomos se han concienciado y han emprendido una aventura empresarial que ya tenían hace tiempo en mente y a veces algo más.

Pero lo más importante es que han sido capaces de articular una red de almacenaje y distribución de alimentos básicos para distribuirlos a las personas que los necesitan y no tienen medios para conseguirlos, es digno de elogio la eficacia en el reparto de alimentos, así como la imaginación con la que han conseguido implicar a grandes multinacionales del sector en su proyecto y cómo se ha creado una red de solidaridad justa en todos los pueblos.

Resulta también paradójico la eficiencia con la que han sacado a la luz con denuncias a los que vivían del cuento, ayudas, subvenciones, tinglados que sólo aportaban gastos añadidos a los demás ciudadanos de España, ya que producir no producían pero eran parásitos perennes del sistema. Otro negocio que se ha deprimido es el de la compra de oro ya que han conseguido ser los “controler” de los vendedores, para conocer si es por necesidad imperiosa o la venta es procedente de robo, asimismo el negocio del cobre se ha frenado por las implicaciones en el control de la procedencia que han asumido, etc.

Gracias a todos estos mayores que además de pasear a sus nietos y colaborar económicamente con la familia, están al pie de cañón y siguen dando ejemplo de esfuerzo, además sintiéndose felices y útiles a la sociedad que tanto les debe.

Hoy 30 de Agosto de 2014, la sociedad es un poco más justa, la economía sumergida ha disminuido considerablemente, los desempleados están trabajando para la comunidad y cobrando más además de disminuir su número considerablemente, los chorizos ya no se plantean España como el paraíso, nadie pasa hambre para tener que buscar en los contenedores y los “listos” han sido expulsados de todos los partidos políticos, por supuesto después de devolver lo robado o pasar por cárcel, ya que el poder judicial es totalmente independiente del poder ejecutivo.

Podría continuar alucinando, pero este sol de agosto es de “justicia” y me está “tostando” los sesos, por tanto, dejo este espejismo con su calentura correspondiente y me voy al hospital a ver qué me dan para solucionar la fiebre.