LA LEY DEL EMBUDO.

Cuanta dignidad ultrajada y rasgamiento de vestiduras hemos observado al hilo de la prohibición de la estelada en la final de la copa del rey. La ley del embudo siempre a favor de una minoría que no respeta la constitución, sus sentencias y sería capaz de lincharte con el beneplácito (indiferencia o mirar para otro lado) de los mossos si se te ocurre enarbolar una bandera de todos los españoles en el Nou Camp y si dices viva España ¡a la hoguera!…ya que esto si sería un atentado a la intolerancia de los que en nombre de todos los catalanes están consiguiendo más miedo allí y desprecio e indiferencia en el resto del Estado.
Los políticos como siempre, tibios con vagas declaraciones no comprometedoras y mirando de perfil. Patético.
Espero que a partir de este día se respete en todos los pueblos de España las leyes y la “honorabilidad” de los dirigentes e instituciones le hagan la vida más fácil a los ciudadanos que no piensan como ellos, que se sienten extranjeros y perseguidos en algunas ciudades de nuestro maravilloso país.
No comparto tus ideas, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlas. (Voltaire)