LA ENTREVISTA ENTRE COSTURAS.

Expectantes ante el desenlace del tiempo entre costuras, el Sr. Rajoy nos ofrece una entrevista donde hilvana la actualidad con paciente mano de lagarterana que tras la ventana vive ajena a la realidad de la calle.

Entre pespuntes sentencia la inocencia de la infanta, cuya absolucion sin juicio nos adelanta con una privilegiada información solo al alcance del poder absoluto, afirma que no debe renunciar a sus derechos dinásticos, tal vez no contempla que este sabio y resignado pueblo de España se volvería republicano (a coro) si algún día tuviese que estar regido por una enamorada que firma en nombre de Cupido.

Avanzan por doquier los de cuanto peor mejor y les da argumentos con la desesperanza de los que pasan de clase media a pobres debido a la imposibilidad de encontrar un trabajo al que tienen derecho para poder vivir dignamente, a la solución del paro responde como Jose Mota: Hoy no, mañana. Aquí nos deja planchados.

El que lo está bordando, es el otrora admirado verso suelto Sr.Gallardon, que en vez de legislar para el pueblo y al amparo de la mayoría parlamentaria otorgada para que el aforamiento y la impunidad de los políticos sea lúgubre pasado, nos divide con una polémica ley del aborto que nos lleva por enésima vez a las dos Españas y su gratuito enfrentamiento, cuando día sí y otro también todos sentimos vergüenza de la lentitud, permisividad y corruptela de las actuaciones judiciales, salvo honrosas excepciones como Castro, Alaya, Ruz, etc. que nos reconfortan en este Babel de legajos nacidos para prescribir.

Referente a los asesinos comunes y etarras y a las sentencias de Estrasburgo que algunos países se las pasan por el Arco del Triunfo y aquí andamos prestos a cumplirlas sin rechistar, con los buenos comediantes que tenemos, deberíamos haber realizado algo de teatro para vestir la excarcelación de criminales, en vez de los lamentos a posteriori.

Ante los rotos y descosidos Taifas perifericos que nos amenazan entre la manipulación de la propaganda y su contemplación de los días parcheando, nos dice que tiene un plan; pues creo que ya tarda en ponerlo en marcha, es tiempo de presentar el desfile de primavera y no esperar al de otoño ya que entonces estará el producto en rebajas y no marcara tendencia, será saldo, hay que marcar ya moda España y que los demás copien, si tiene alguna duda que consulte a su paisano Amancio.

Del Sr. Bárcenas y los sobresueldos, pues lo de siempre, pero no se preocupe que en todos los partidos hay sobres y golfos, en los sindicatos huelgas y juergas (de langostinos y fino) y en la banca todavía quedan algunos políticos aparcados por decreto y enchufe.

Después vino el tiempo entre costuras que me trasporto a pasear a la orilla del mar, en soledad, soñando con un mañana más justo, donde todos tengamos la oportunidad de participar de un proyecto sin fanatismos que nos impiden avanzar y respetando las peculiaridades de los demás.