¿En manos de quién estamos?

Observando en directo las patéticas y no creíbles explicaciones sobre el despido “en diferido” al Señor Bárcenas pienso que se está perdiendo hasta el arte de dominar la mentira por nuestra devaluada casta política, ya que si en este asunto se actúa así, pues extrapolando presiento que la improvisación y el chapuceo con remiendos puntuales marcan la agenda de sus señorías.

El caso Bárcenas y sus imprevisibles y siniestras consecuencias me llevan a pedir a nuestro gobierno que actúe inmediatamente. Al no existir dudas de que se cobró en dinero B (para lo que no hace falta presentar declaraciones de la renta demandando credibilidad….el dinero B no se declara) pues sin prisa pero sin pausa todos los miembros del partido que han recibido estos sobresueldos que los devuelvan y sean sustituidos en su puesto de responsabilidad por personas de contrastada honestidad (si es que las hay). Estas sustituciones deben hacerse sin temblar el pulso, con el objetivo de hacer un bien a España, sin mirar el poder a corto plazo y si el futuro de este país (que ahora pinta gris oscuro).

Desde la presidencia del gobierno se debe tomar esta dolorosa y honesta decisión (caiga quien caiga, aunque dimita el pueblo no es tonto y valorará el sacrificio y la historia se lo agradecerá, claro esto como las batallas del Cid), ya que de lo contrario nos encontraremos dentro de poco con una sociedad todavía mas indignada, unos demagogos aprovechados pescando votos en mar revuelto, algún payaso con poder importado del modelo italiano, puntuales y educadas revoluciones periféricas que taparan con esta excusa su propia corruptela crónica.

Si no se toman decisiones y se adopta una política de avestruz, respondiéndole a la oposición que solucione sus propias desbandadas y corruptelas, olvidándose de que están en el Congreso no para reprocharse trapos sucios, sino para solucionar con honradez y trabajando los problemas de este país y resulta patético que no lleguen a un consenso ni para legislar sobre la transparencia política.

Por lo demás, por Jaén lloviendo, hoy 28 de Febrero día de Andalucía tenemos el caso de los ERES perennemente vergonzante y un tercio de los andaluces en paro, pero no pasa nada, ya mismo viene la Semana Santa, después la Feria de Abril, más tarde el Rocío….o sea mas de lo mismo desde los albores de la democracia gobernados por un partido con una administración paralela de afines y mucho cante flamenco para ahogar las penas….pero esto es otra historia.

p.d. qué mala suerte no tener una alternativa de gobierno que transmita esperanza y decencia.