Don Quijote y Sancho

Hay dos Españas, la de D. Quijote a quien acompañan el Juez Castro, la Juez Alaya, el Juez Ruz y otros tantos jueces honestos y que sacrificando su vida personal hacen frente a las amenazas y chantajes propios de la mafia, defendiendo unos ideales contra los molinos de viento que les acechan invisiblemente y que esperan cualquier desliz en su vida personal para fabricarles una nueva biografía; mi respeto para ellos que siguen intentando demostrarnos que la justicia es igual para todos, son nuestros Quijotes.

Hay otra España la de Sancho Panza, la de ande yo caliente, la falta de escrúpulos y valores, donde los Bárcenas de los sobres “pa los jefes”, los Señores de los ERES y su iceberg, el “seny” del caso Palau, de los Aeropuertos fantasmas de Ciudad Real (PSOE) Castellón (PP)…que tanto monta…. los sindicatos gastronómico/formativos y de todos los chanchullos que salpican el territorio nacional y donde carguillos de tercera hacen su Agosto local siguiendo el ejemplo de las cúpulas, donde se han arruinado Cajas de Ahorros que pagaremos entre todos y sus dirigentes se han jubilado a base de sobresueldos y pelotazos, el Duque consorte sigue de rositas en Suiza (podria aprovechar para gestionar “lo B de tos”), los politicos imputados blindados por las leyes que ellos fabrican, aquí no hay conciencia, tampoco honradez, solo la sensación de que “todo vale” mientras no me pillen. Aquí Sancho Panza reside y a mucha “honra”.

Muchos andamos con los ideales virgenes, caminando por este paramo de opciones, esperando que nos ofrezcan caviar y angulas en casa de D. Sancho o gulas y lumpo para seguir a D. Quijote, al final cada uno toma su camino y el poder corrompe desde el estomago.

Hay dos Españas y no son “las clasicas” derechas e izquierdas, que estas no se diferencian en nada, bueno si, en una cosa, esto no lo puedo escribir con un gobierno dictatorial sea de izquierdas o derechas, ya que me enviarían a la Isla Perejil (nuestro Gulag particular) exiliado, por tanto esta democracia es lo mejor que tenemos y hay que cuidarla….y también a Don Quijote…

Hay dos Españas, la de D. Quijote a quien acompañan el Juez Castro, la Juez Alaya, el Juez Ruz y otros tantos jueces honestos y que sacrificando su vida personal hacen frente a las amenazas y chantajes propios de la mafia, defendiendo unos ideales contra los molinos de viento que les acechan invisiblemente y que esperan cualquier desliz en su vida personal para fabricarles una nueva biografía; mi respeto para ellos que siguen intentando demostrarnos que la justicia es igual para todos, son nuestros Quijotes.

Hay otra España la de Sancho Panza, la de ande yo caliente, la falta de escrúpulos y valores, donde los Bárcenas de los sobres “pa los jefes”, los Señores de los ERES y su iceberg, el “seny” del caso Palau, de los Aeropuertos fantasmas de Ciudad Real (PSOE) Castellón (PP)…que tanto monta…. los sindicatos gastronómico/formativos y de todos los chanchullos que salpican el territorio nacional y donde carguillos de tercera hacen su Agosto local siguiendo el ejemplo de las cúpulas, donde se han arruinado Cajas de Ahorros que pagaremos entre todos y sus dirigentes se han jubilado a base de sobresueldos y pelotazos, el Duque consorte sigue de rositas en Suiza (podria aprovechar para gestionar “lo B de tos”), los politicos imputados blindados por las leyes que ellos fabrican, aquí no hay conciencia, tampoco honradez, solo la sensación de que “todo vale” mientras no me pillen. Aquí Sancho Panza reside y a mucha “honra”.

Muchos andamos con los ideales virgenes, caminando por este paramo de opciones, esperando que nos ofrezcan caviar y angulas en casa de D. Sancho o gulas y lumpo para seguir a D. Quijote, al final cada uno toma su camino y el poder corrompe desde el estomago.

Hay dos Españas y no son “las clasicas” derechas e izquierdas, que estas no se diferencian en nada, bueno si, en una cosa, esto no lo puedo escribir con un gobierno dictatorial sea de izquierdas o derechas, ya que me enviarían a la Isla Perejil (nuestro Gulag particular) exiliado, por tanto esta democracia es lo mejor que tenemos y hay que cuidarla….y también a Don Quijote…

DON QUIJOTE Y SANCHO.

Hay dos Españas, la de D. Quijote a quien acompañan el Juez Castro, la Juez Alaya, el Juez Ruz y otros tantos jueces honestos y que sacrificando su vida personal hacen frente a las amenazas y chantajes propios de la mafia, defendiendo unos ideales contra los molinos de viento que les acechan invisiblemente y que esperan cualquier desliz en su vida personal para fabricarles una nueva biografía; mi respeto para ellos que siguen intentando demostrarnos que la justicia es igual para todos, son nuestros Quijotes.

Hay otra España la de Sancho Panza, la de ande yo caliente, la falta de escrúpulos y valores, donde los Bárcenas de los sobres “pa los jefes”, los Señores de los ERES y su iceberg, el “seny” del caso Palau, de los Aeropuertos fantasmas de Ciudad Real (PSOE) Castellón (PP)…que tanto monta…. los sindicatos gastronómico/formativos y de todos los chanchullos que salpican el territorio nacional y donde carguillos de tercera hacen su Agosto local siguiendo el ejemplo de las cúpulas, donde se han arruinado Cajas de Ahorros que pagaremos entre todos y sus dirigentes se han jubilado a base de sobresueldos y pelotazos, el Duque consorte sigue de rositas en Suiza (podria aprovechar para gestionar “lo B de tos”), los politicos imputados blindados por las leyes que ellos fabrican, aquí no hay conciencia, tampoco honradez, solo la sensación de que “todo vale” mientras no me pillen. Aquí Sancho Panza reside y a mucha “honra”.

Muchos andamos con los ideales virgenes, caminando por este paramo de opciones, esperando que nos ofrezcan caviar y angulas en casa de D. Sancho o gulas y lumpo para seguir a D. Quijote, al final cada uno toma su camino y el poder corrompe desde el estomago.

Hay dos Españas y no son “las clasicas” derechas e izquierdas, que estas no se diferencian en nada, bueno si, en una cosa, esto no lo puedo escribir con un gobierno dictatorial sea de izquierdas o derechas, ya que me enviarían a la Isla Perejil (nuestro Gulag particular) exiliado, por tanto esta democracia es lo mejor que tenemos y hay que cuidarla….y también a Don Quijote…

DON QUIJOTE Y SANCHO.

Hay dos Españas, la de D. Quijote a quien acompañan el Juez Castro, la Juez Alaya, el Juez Ruz y otros tantos jueces honestos y que sacrificando su vida personal hacen frente a las amenazas y chantajes propios de la mafia, defendiendo unos ideales contra los molinos de viento que les acechan invisiblemente y que esperan cualquier desliz en su vida personal para fabricarles una nueva biografía; mi respeto para ellos que siguen intentando demostrarnos que la justicia es igual para todos, son nuestros Quijotes.

Hay otra España la de Sancho Panza, la de ande yo caliente, la falta de escrúpulos y valores, donde los Bárcenas de los sobres “pa los jefes”, los Señores de los ERES y su iceberg, el “seny” del caso Palau, de los Aeropuertos fantasmas de Ciudad Real (PSOE) Castellón (PP)…que tanto monta…. los sindicatos gastronómico/formativos y de todos los chanchullos que salpican el territorio nacional y donde carguillos de tercera hacen su Agosto local siguiendo el ejemplo de las cúpulas, donde se han arruinado Cajas de Ahorros que pagaremos entre todos y sus dirigentes se han jubilado a base de sobresueldos y pelotazos, el Duque consorte sigue de rositas en Suiza (podria aprovechar para gestionar “lo B de tos”), los politicos imputados blindados por las leyes que ellos fabrican, aquí no hay conciencia, tampoco honradez, solo la sensación de que “todo vale” mientras no me pillen. Aquí Sancho Panza reside y a mucha “honra”.

Muchos andamos con los ideales virgenes, caminando por este paramo de opciones, esperando que nos ofrezcan caviar y angulas en casa de D. Sancho o gulas y lumpo para seguir a D. Quijote, al final cada uno toma su camino y el poder corrompe desde el estomago.

Hay dos Españas y no son “las clasicas” derechas e izquierdas, que estas no se diferencian en nada, bueno si, en una cosa, esto no lo puedo escribir con un gobierno dictatorial sea de izquierdas o derechas, ya que me enviarían a la Isla Perejil (nuestro Gulag particular) exiliado, por tanto esta democracia es lo mejor que tenemos y hay que cuidarla….y también a Don Quijote…

DON QUIJOTE Y SANCHO.

Hay dos Españas, la de D. Quijote a quien acompañan el Juez Castro, la Juez Alaya, el Juez Ruz y otros tantos jueces honestos y que sacrificando su vida personal hacen frente a las amenazas y chantajes propios de la mafia, defendiendo unos ideales contra los molinos de viento que les acechan invisiblemente y que esperan cualquier desliz en su vida personal para fabricarles una nueva biografía; mi respeto para ellos que siguen intentando demostrarnos que la justicia es igual para todos, son nuestros Quijotes.

Hay otra España la de Sancho Panza, la de ande yo caliente, la falta de escrúpulos y valores, donde los Bárcenas de los sobres “pa los jefes”, los Señores de los ERES y su iceberg, el “seny” del caso Palau, de los Aeropuertos fantasmas de Ciudad Real (PSOE) Castellón (PP)…que tanto monta…. los sindicatos gastronómico/formativos y de todos los chanchullos que salpican el territorio nacional y donde carguillos de tercera hacen su Agosto local siguiendo el ejemplo de las cúpulas, donde se han arruinado Cajas de Ahorros que pagaremos entre todos y sus dirigentes se han jubilado a base de sobresueldos y pelotazos, el Duque consorte sigue de rositas en Suiza (podria aprovechar para gestionar “lo B de tos”), los politicos imputados blindados por las leyes que ellos fabrican, aquí no hay conciencia, tampoco honradez, solo la sensación de que “todo vale” mientras no me pillen. Aquí Sancho Panza reside y a mucha “honra”.

Muchos andamos con los ideales virgenes, caminando por este paramo de opciones, esperando que nos ofrezcan caviar y angulas en casa de D. Sancho o gulas y lumpo para seguir a D. Quijote, al final cada uno toma su camino y el poder corrompe desde el estomago.

Hay dos Españas y no son “las clasicas” derechas e izquierdas, que estas no se diferencian en nada, bueno si, en una cosa, esto no lo puedo escribir con un gobierno dictatorial sea de izquierdas o derechas, ya que me enviarían a la Isla Perejil (nuestro Gulag particular) exiliado, por tanto esta democracia es lo mejor que tenemos y hay que cuidarla….y también a Don Quijote…