Vendo hilos de seda

Vendo hilos de seda,
especialistas
en coser lozanos versos,
varias preguntas utópicas
y una angustia vital;
vendo soledad, preguntas, caminos,
ginebra, música, sonrisas y al fin
infinita tristeza,
por este orden,
que cada cosa lleva inevitablemente
a la siguiente.
Vendo una bañera
y si te sientes ahogado,
podrás quitarle el tapón,
vendo la radiografía
de aquella olvidada lágrima;
y a la postre me regalo
a la mitad de lo humano
y de la otra mitad huyo.

descargar-poesía descargar-libro