Traigo

Traigo el alma herida entre las manos
y un inocente racimo de colores profanados,
traigo el recuerdo de aquel beso
y las lágrimas de este última mirada,
traigo la boca cubierta de silencio
y una palabra eterna desnuda entre los labios,
traigo tu nombre prendido en la esperanza
y su sonido oculto en la garganta,
traigo un no, lleno de amargura
y las caricias ahogadas, escondidas,
traigo desde hace tiempo una rosa de cristal
que aunque nunca la desees, siempre te esperará.

descargar-poesía descargar-libro