¿No sabes por qué?

¿No sabes por qué?
prefiero desnudarme por abajo,
esconder la falta
donde nacen los rincones,
tarareando composiciones no inventadas,
asumir los cigarrillos cuando llegas,
limpiar la sangre entre sollozos
y llenar tus caricias de silencio
¿Te dije?
convencí a mi vestuario
y ahora me deshacen a cosquillas
es divertido no aparentar esas batallas;
Escucha,
me has violado mil veces
con tus casi torpes dedos,
has dicho todo lo que quería oír
pero nunca escogías el momento adecuado;
tengo tantos recuerdos para prestar.
¿Te conté que he vendido la mochila?

descargar-poesía descargar-libro