Maraviciosos

Motivados
por las insaciables necesidades
de nuestra piel,
esclavos
de los delirios de luces
de nuestras buhardillas,
por un lado más impertuosos
cuanto más
nadamos en sudor,
tal vez el secreto
prestarnos velas, pero no fuego

descargar-poesía descargar-libro