La divina comedia

Alguien
viniendo de otro capítulo
se ha colado en este acto,
altera
el decorado hecho de retales
casi sin tiempo para tapar huecos;
las frases ya no son de sus personales,
la impotencia del apuntador,
la sorpresa de tu público,
trastocada la seguridad del protagonista
el cuarto figurante crece por momentos,
las prisas por llegar a todos
las prisas por huir de vosotros,
aprisionados
a la cruel decisión de cada tarde
(tomad nota:
las gaviotas no se alejan demasiado de la costa).

descargar-poesía descargar-libro