Cuando aquello, nos llamaban locos.

Tu foto,
viejo recuerdo perdido en la niebla de mi memoria,
las silenciosas palabras de nuestros primeros encuentros,
siempre ne el mismo aire, vagabundo de senderos
rompiendo las eternas jaulas de tu pelo,
la ciudad entre gris y eterna danzando,
siempre danzando, las calles
grandes, donde era imposible no perdernos,
los sueños, los mismos evocados sueños de siempre,
entre cerveza y música jugando a vencernos,
y éramos felices,
¿recuerdas?
bebíamos, soñábamos
soñábamos, bebíamos,
azotadas las caras por rebuscada pintura,
al final, alegres, sucios, llenos de caricias, payasos de papel,
entreabiertos, desnudos, profetas de vía estrecha,
juguetones, embriagados, nocturnos, primitivos,
fugaces gotas de noche, bucólicos, acariciadores de silenciosas venas,
inhumanos, llorones, desangrándonos de risa a cada escena
una y mil veces gritando
todo viendo la vida desde espejo transparente.
Las lágrimas también jugaban a veces
pero esto no importa,
solo que bebíamos, soñábamos,
que se yo,
felices como nunca lo fue nadie,
bueno
mejor felices como nunca fuimos nosotros.

descargar-poesía descargar-libro